La alimentación de nuestro gato juega un papel fundamental para su bienestar y correcto estado de salud. Tan es así que una dieta adecuada no solo le proporcionará el aporte energético y de nutrientes que necesita para su día a día, sino que, además, ayudará a mantenerlo sano y protegido, fortaleciendo su sistema inmune y previniendo multitud de patologías.

Para ello, es muy importante que consultemos con un veterinario y que sea este el que nos indique la dieta más apropiada para nuestro felino, basándose en sus características y necesidades concretas.

En Hospital Veterinario Alcor 24 horas contamos con casi 20 años de experiencia en el mundo de la salud animal. Nuestro equipo de profesionales altamente cualificados te proporcionará el mejor asesoramiento para asegurarnos de que tu felino cuenta con la dieta ideal y que disfrute del mejor estado físico posible.

Por otro lado, existen diversos alimentos que nunca debemos dar a nuestro gato, pues son perjudiciales para él y pueden llegar a ocasionarle afecciones graves, poniendo en riesgo su salud, de los que queremos hablarte en este artículo.

Alimentos que nunca debes dar a tu gato

Chocolate, café y té

Estos tres alimentos contienen teobromina, un alcaloide tóxico para la mayor parte de los animales, cuyos efectos van desde vómitos y diarreas, taquicardia y contracción de las arterias, hasta un infarto, por lo que su consumo en dosis considerables es mortal.

La teobromina está presente en el cacao, de manera que, a mayor pureza y concentración del mismo, el chocolate se vuelve más peligroso, por lo que los chocolates negros son los más perjudiciales para nuestro gato.

Asimismo, la cafeína y la teína causan efectos similares, pudiendo causar la muerte por fallo sistémico.

Carne y pescado crudo

Carnes y pescados crudos pueden ser un foco de bacterias y parásitos, algunos de ellos resistentes a antibióticos y otros tratamientos, por lo que los debemos evitar. Asimismo, la grasa presente en estos alimentos resulta difícil de digerir para los felinos, siendo capaz de causar enfermedades como pancreatitis.

Aguacate, frutos secos, mantequilla y otros alimentos grasos

Estos alimentos tampoco son aptos para consumo felino por su alto contenido en lípidos (grasas), que, como hemos mencionado, son de difícil digestión para los gatos y son causantes de patologías como pancreatitis.

Asimismo, el aguacate contiene persina, sustancia capaz de provocar alteraciones cardíacas, mientras que el habitualmente alto contenido en sal de los frutos secos puede causar alteraciones renales.

Alimentos salados

El exceso de sal provoca problemas en el aparato renal de nuestro felino, el cual es muy delicado, de manera que no debemos darle alimentos con alto contenido de esta (embutidos, anchoas, jamón, etc.).

Dulces y endulzantes

Los dulces y otros endulzantes no pueden ser asimilados por los gatos, generando problemas hepáticos, a lo que hay que añadir su elevado contenido en grasa. Además, distintos estudios han revelado que los gatos no perciben el sabor dulce.

Uvas y pasas

Son muy perjudiciales para gatos (así como para perros y otros animales). Causan fallos e insuficiencia renal aguda, vómitos, diarrea, letargia y apatía. Nunca debemos dejar que las consuman.

Leche

En contra de la creencia popular, gatos adultos y otros animales carecen de la enzima necesaria para digerir la lactosa correctamente, por lo que su consumo puede provocarles vómitos, diarrea y otros problemas digestivos.

Cebollas, ajos y puerros

Contienen tiosulfatos, que en gatos y perros provocan destrucción de los glóbulos rojos, generando anemia.

Huesos

Los huesos, en general, son peligrosos, ya que pueden astillarse y provocar perforaciones y obstrucciones digestivas.

Cítricos

Naranjas, limones y otros cítricos deben ser evitados por su contenido en psoraleno, sustancia tóxica para los gatos y cuyo consumo les produce vómitos.

Alcohol

Evidentemente, el alcohol también es un alimento prohibido para tu gato, ya que no puede ser metabolizado por los felinos y otros animales, pudiendo llegar a ser mortal en dosis elevadas.

Acudir al veterinario ante una intoxicación alimentaria

Si observamos que nuestra mascota ha consumido alguno de estos alimentos en cantidades considerables hemos de acudir al veterinario lo antes posible, ya que podemos estar ante un caso de intoxicación alimentaria.

Hospital Veterinario Alcor 24 horas en Alcalá de Henares

Por nuestra condición de centro veterinario abierto 24 horas, en Hospital Veterinario Alcor en Alcalá de Henares disponemos de amplia experiencia en el tratamiento de todo tipo de intoxicaciones alimentarias en mascotas, por lo que con nosotros tu gato estará en las mejores manos.

Además, te proporcionamos asesoramiento veterinario para que tu felino disfrute de la dieta que mejor se adapte a sus necesidades y características, recomendándote la mejor alimentación en función de su edad, raza y estado de salud.

Pide tu cita