El invierno ya está aquí y con él llegan las bajas temperaturas. Ante la llegada del frío resulta imprescindible que adoptemos determinadas medidas para proteger a nuestro gato del crudo invierno, ya que, en contra de la creencia popular y a pesar de contar con cierta protección térmica gracias a su pelaje, los felinos son bastante sensibles a las bajas temperaturas, especialmente en el caso de las razas con poco (o sin) pelo, cachorros y gatos de edad avanzada, así como los gatos con problemas respiratorios y de malnutrición.

De hecho, la temperatura corporal de nuestro felino tiende a descender considerablemente cuando su metabolismo se ralentiza, algo que ocurre con frecuencia durante el invierno.

Como saber si tu gato tiene frío.

Existen distintos signos que pueden revelarnos que nuestro gato tiene frío, como son la presencia de temblores o pequeños espasmos corporales, somnolencia y falta de energía.

Cuidados básicos para tu gato en invierno

Alimentación

La alimentación es una de las cuestiones más importantes  a la hora de proteger la salud de nuestro felino durante el invierno. Hemos de proporcionarle una dieta adecuada que le permita cubrir todas sus necesidades nutricionales y energéticas durante esta época del año, factor clave para garantizar su bienestar en estos meses. Con esto, además, lograremos reforzar su sistema inmunitario, ayudándole a estar más protegido frente a posibles enfermedades. De hecho, es posible que tu gato tienda a comer más durante el invierno al necesitar un mayor aporte calórico para conservar la temperatura corporal.

Para darle la mejor dieta a tu gato contar con el consejo y asesoramiento veterinario es fundamental, ya que la alimentación más idónea para tu gato puede variar sustancialmente en función de cuestiones como su edad, estado de salud, peso, tamaño, etc., por lo que es importante acudir al veterinario para que este nos aconseje cuál es la dieta que más se ajusta a las características y necesidades de nuestro gato.

Lugar para descansar

Es muy importante que nuestro gato cuente con un lugar cómodo y calentito para descansar durante los fríos días invernales. En su cama, además, debe contar con una manta y estar resguardado del frío y lejos de corrientes de aire.

Mantenerlo protegido de la humedad

La humedad es uno de los principales enemigos de nuestra salud, así como la de tu gato en invierno. En caso de que nuestro gato suela salir al exterior, es muy importante que si regresa mojado o con el pelaje humedecido a casa, le sequemos concienzudamente para evitar que contraiga cualquier tipo de enfermedad derivada del frío y la humedad. De igual manera, hemos de secarlo bien en caso de bañarlo.

Usar ropa para mascotas

Aunque no siempre es necesario usar ropa para mascotas durante el invierno, sí es aconsejable en caso de que nuestro gato sufra artrosis, dado que esta es una enfermedad que puede verse agravada como consecuencia de las bajas temperaturas.

Cuidado con las fuentes de calor

En el caso de que optemos por calentar nuestro hogar con estufas o chimeneas es recomendable vigilar que nuestro felino no se acerque en exceso a estas fuentes de calor, ya que el contacto directo con ellas puede causarle quemaduras en la piel y en el caso de las chimeneas, la ceniza y el humo son susceptibles de provocarle problemas respiratorios,

Seguir el calendario de vacunaciones

Respetar el calendario de vacunaciones es fundamental para evitar que nuestro gato pueda contraer distintas enfermedades y asegurarnos de que su sistema inmunitario está en óptimas condiciones durante el invierno.

Visitar al veterinario

A la hora de cuidar a tu gato la mejor alternativa siempre es acudir a un profesional veterinario que examine el estado de salud de nuestro animal y nos asesore e indique, en su caso, el tratamiento más adecuado para mantener a nuestro felino sano y libre de enfermedades.

 

Hospital Veterinario Alcor en Alcalá de Henares, tu centro veterinario de referencia abierto 24 horas

En Hospital Veterinario Alcor en Alcalá de Henares llevamos más de 15 años cuidando de la salud de tus mascotas, apostando por proporcionar una atención veterinaria de la máxima calidad con el fin de garantizar el bienestar y calidad de vida de nuestros compañeros peludos.

Si tienes cualquier duda, acude a nuestro centro veterinario. En nuestro Hospital Veterinario abierto 24 horas te brindaremos la asistencia clínica y consejo para asegurarnos de que tu felino esté protegido durante todo el invierno.