Una de las enfermedades más contagiosas y letales a las que están expuestas los perros es el parvovirus canino. Esta ataca principalmente a los cachorros, aunque puede presentarse a cualquier edad en nuestros canes, y afecta al sistema digestivo del animal produciendo síntomas graves entre los que destaca la diarrea sanguinolenta.

Muchas veces los dueños no son capaces de detectar sus síntomas, confundiéndola con otras patologías o incluso presentándose esta de forma asintomática, lo cual acaba resultando fatal. Es por eso que conocer más en profundidad sobre la misma nos ayudará a detectarla a tiempo.

¿Qué es el parvovirus?

El parvovirus en perros es una enfermedad vírica capaz de dañar las células que se encuentran reproduciéndose. Con ello puede perjudicar desde el tracto intestinal hasta el corazón de tu animal.

Esta enfermedad se contagia por vía oral a través del contacto con heces infectadas.

Si bien puede afectar a los perros en todas las edades, los cachorros son los más vulnerables a sus peligrosas consecuencias. También debes tener en consideración que las distintas razas tienen una resistencia diferente al virus. Por ejemplo, algunas razas como las de los Labradores, Pitbull, Doberman, Pinscher y Rottweiler, son más propensas a esta infección y sufren síntomas más marcados.

¿Cuáles son los síntomas del parvovirus?

Ciertas mascotas tienen mayor propensión a sufrir esta enfermedad, debido a factores genéticos, no obstante, algunas señales ayudarán a detectarla antes de que sea tarde. Estas son:

  • Falta de apetito: El animal sufrirá de una disminución considerable del apetito. Lo cual terminará afectando su día a día.
  • Vómitos y diarrea sanguinolenta: También se presentan vómitos severos y diarrea abundante con sangre. Estos tendrán tal intensidad que debilitarán al can con mucha rapidez.
  • Cansancio excesivo: Sin apenas hacer movimientos, el perro con este padecimiento se encontrará adormecido, sin ganas de moverse y se mostrará visiblemente cansado. La fiebre es un síntoma muy común, además.
  • Rápida deshidratación: La pérdida de fluidos puede ser tan grave como para deshidratarlo e incluso entrar en shock.
  • Daño cardíaco: Cuando el caso es muy grave, existe la posibilidad de que los glóbulos blancos disminuyan considerablemente. Esto especialmente en cachorros puede derivar en problemas cardíacos por lesiones inflamatorias.

¿Cómo se contagia el parvovirus?

Como se ha mencionado, este virus se adquiere por contacto oral con heces contaminadas. Pero también puede ser contagiado a través del contacto con orines, comida u otro tipo de objetos infectados. Y por si fuera poco, existen ciertos roedores o insectos que son huéspedes de este virus que también pueden transmitirlo.

Cabe destacar que la resistencia de dicho virus en el ambiente es muy alta. Puede subsistir en un mismo sitio durante meses.

Al margen de su raza y edad, son propensos al parvovirus aquellos perros que sufran de parásitos intestinales y estén sometidos a mucho estrés, así como aquellos que no estén vacunados.

¿Cómo puedo prevenir que mi perro se contagie de parvovirus?

Limpieza y desinfección

Existen varias formas de prevenir que tu mascota padezca esta complicada enfermedad. Una de ellas es limpiar y desinfectar cualquier superficie donde pasen el tiempo los animales. Si estos han alojado a canes que están infectados, debes tener que el virus puede vivir durante mucho tiempo en el ambiente.

En estos casos usar lejía casera diluida en agua será efectivo. Se necesita dejar que actué alrededor de 20 minutos antes de retirar.

Vacunación

No debemos olvidarnos de que la vacunación es la principal herramienta de prevención. Un cachorro es más propenso a tener esta enfermedad entre las 6 a 20 semanas de vida. En este periodo de vida los cachorros están dejando de ser protegidos por los anticuerpos de su madre, por lo que necesitan del respaldo ofrecido por la vacuna.

Asimismo, los cachorros deberían ser aislados de otros canes, o lugares que puedan ser considerados como focos de infección hasta que puedan vacunarse. Una vez hecho esto, la vacunación necesita ser anual para garantizar su seguridad al máximo.

Esperamos que este artículo te permita conocer más sobre esta grave patología y cómo proteger a tu mascota de ella, ya que se trata de una patología muy peligrosa y que supone un verdadero riesgo para la salud de tu mascota.

Hospital Veterinario Alcor en Alcalá de Henares, atención veterinaria 24 horas para tu mascota

Nuestro centro veterinario acumula casi 20 años de experiencia en el ámbito de la salud animal, con un equipo de profesionales altamente cualificados que se encargarán de brindarle la mejor atención a tu mascota.