El cuidado de los dientes es un aspecto esencial en los humanos, y en nuestras mascotas ocurre exactamente lo mismo. Los gatos y perros necesitan dentaduras sanas porque de lo contrario su salud se verá perjudicada.

Las afecciones dentales son capaces de dañar sus sistemas digestivos, y hasta impedirles llevar una vida normal. Pero ¿cómo saber cuándo existe algún problema? Y más importante aún ¿cómo ayudarles en estos casos?

Problemas al no cuidar la salud dental de tu mascota

Los dientes de los canes y mininos pueden deteriorarse con el paso del tiempo de no ser atendidos como es debido. Algunas veces se tiende a creer que ellos no necesitan de la ayuda humana en esta materia, pero es todo lo contrario.

Si bien eran animales capaces de sobrevivir por si solos, los perros y gatos domésticos no tienen una dieta basada únicamente en carne cruda o huesos como sus antepasados. Su alimentación ha sido modificada, logrando que con el pasar del tiempo sus hábitos alimenticios cambien la resistencia dental.

Es por esto por lo que la falta de una adecuada higiene dental en nuestras mascotas puede conllevar la aparición de problemas como halitosis o mal aliento, así como sarro. Además, podrías correr el riesgo de que sus dientes se astillen, incluso que acontezcan afecciones de mayor gravedad como periodontitis o gingivitis. Las cuales llegarían a la pérdida de piezas dentales al debilitarse el hueso que sostiene a estas en la mandíbula.

Dichas enfermedades no solo afectarán el nivel de vida de tu compañero, haciendo más complicado o doloroso el comer y jugar con su boca, sino que perjudicará su humor. Y, en los casos más graves, las bacterias presentes en la boca de tu mascota pueden llegar a infectar órganos vitales al transmitirse a estos a través del torrente sanguíneo.

Síntomas de mal estado de salud bucodental

Las patologías dentales dejan señales muy evidentes que como dueño debes detectar. Cuanto antes las identifiquemos y tomemos medidas, menor será el riesgo que sufrirá tu mascota. Algunas de ellas son:

Mal aliento

No hay signo más evidente de un mal estado bucal que el mal aliento. La halitosis puede ser un síntoma de diversas patologías como una infección o la acumulación de sarro. No debe ser subestimada, ni ignorada.

Problemas para abrir y cerrar la boca

Si tu animal presenta dolor o incomodidad para abrir y cerrar la boca, podría ser un indicio de algún problema en los músculos masticadores. Esto también pasa cuando objetos extraños quedan atorados en la cavidad bucal, haciendo que una acción sencilla como esta, sea difícil para ellos.

Poco apetito

Como será doloroso comer para ellos, estos irán perdiendo poco a poco el apetito. También podrían presentar otros síntomas como fiebre o hasta depresión. La forma en la que tu gato o perro come, dice mucho de su salud.

Salivación excesiva

Lo mismo ocurre cuando estos producen mucha saliva o expulsan en exceso esta. Tanta saliva podría indicar patologías en las glándulas salivares, además de otras afecciones en la boca.

¿Cómo cuidar los dientes de nuestra mascota?

A la hora de cuidar los dientes de tu mascota es importante que cuentes con la ayuda de un profesional veterinario. En Hospital Veterinario Alcor te brindaremos el mejor asesoramiento para que tu mascota disfrute de una boca sana y fuerte.

El cepillado frecuente y ciertos hábitos, marcarán la diferencia en la salud dental de tu mascota. Solo hace falta incorporarlos en su rutina. Estos son algunos consejos prácticos:

Usa cepillos y pastas adecuados

Necesitas encontrar un cepillo dental ideal para el tamaño de su hocico o boca. Sus cerdas deben ser suaves, y considerar siempre que el animal se sienta cómodo al momento del cepillado. Si no deja que le introduzcan un cepillo, existen dedales de plástico, pañuelos de papel y hasta sprays especiales para este propósito.

En el caso de las pastas dentales, estas pueden ser ingeridas y no tienen que ser enjuagadas. Tampoco son mentoladas como las de los humanos.

Cepilla con frecuencia sus dientes

La mejor situación posible es cepillar sus dientes a diario, puesto que comen todos los días como es evidente. Pero hacerlo una o dos veces a la semana es por igual una posibilidad para quienes no tienen mucho tiempo disponible.

Usa juguetes y alimentos limpiadores

En el mercado hay muchos juguetes pensados para que los restos de comida no se queden atorados en sus dientes. Estos productos sirven para que ellos muerdan como distracción, al mismo tiempo que limpian.

Lo mismo ocurre con comidas especiales para este propósito como el pienso. El pienso funciona para conservar a los dientes sanos, además de para prevenir el sarro.

Visita al veterinario

Las revisiones periódicas y consultas con el veterinario son clave mantener la boca de tu mascota en el mejor estado de salud.

En Hospital Veterinario Alcor en Alcalá de Henares contamos con un equipo de profesionales con años de experiencia que prestarán los mejores servicios de diagnóstico y tratamiento para tu compañero peludo y solucionar cualquier tipo de problema de salud bucodental.

Dale los mejores cuidados veterinarios a tu mascota con Hospital Veterinario Alcor.