La toxoplasmosis en gatos es una enfermedad que puede afectar a nuestros compañeros felinos y es susceptible de ser transmitida a seres humanos, por lo que es de gran importancia que la conozcas.

Hospital Veterinario Alcor, 24 horas en Alcalá de Henares

Desde nuestro hospital veterinario en Alcalá de Henares queremos contarte más acerca de ésta para que seas capaz de detectar sus síntomas (en caso de que los muestre) y hacer hincapié en la importancia de la prevención, ya que en ocasiones se trata de una enfermedad asintomática.

Si en tu hogar tienes gatos como acompañantes, probablemente quieras saber más acerca de la toxoplasmosis; la preparación nunca está de sobra. Te presentamos a continuación lo que necesitas saber sobre esta enfermedad; cómo se origina, las señales de alerta y cómo podrás prevenir que afecte a tu peludo amigo.

¿Qué es la toxoplasmosis en gatos?

Es una zoonosis de origen parasitario. El término quiere decir que es una enfermedad capaz transmitirse de los animales a los humanos, o viceversa. Aunque estos últimos solo son hospedadores secundarios; lamentablemente, tus queridos mininos (y otros felinos) son las únicas especies donde el parásito se reproduce sexualmente.

Este microorganismo intracelular, causante de la enfermedad, es llamado Toxoplasma gondii; un protozoo que ha evolucionado y perfeccionado los mecanismos de infección a niveles impresionantes.

Ocasiona padecimientos clínicos de diferente grado de amenaza; desde la ausencia de síntomas, leves dolencias e incluso el fallecimiento del felino.

Por si fuera poco, este parásito afecta a la gran mayoría de animales homeotermos o de sangre caliente, como los mamíferos y las aves. Siendo una de las razones del porqué la enfermedad se encuentra extendida a nivel mundial.

¿Cómo se contagia tu gato?

Si le garantizas a tu amigo gatuno los cuidados adecuados en su dieta, aseo y control veterinario no tendrás mayores preocupaciones con la toxoplasmosis en gatos.

Sin embargo, es importante que conozcas las dos formas fundamentales de contagio; que como podrás notar, sucede con mayor frecuencia en gatos salvajes, desatendidos o abandonados.

Por causa de ingestión:

Comer alimentos de origen animal crudos o mal cocidos, incluidos aquellos que puedan cazar. También es una fuente de infección las aguas no tratadas y las heces de otros gatos.

Por vía materna:

Durante la gestación, una madre infectada puede transmitir la enfermedad por diseminación transparentaría. Así como también por medio de la leche materna a las crías.

Los síntomas que puedes notar

La enfermedad puede presentarse asintomática, siendo lo más común. Pero cuando no es así, los síntomas que podrás observar en la toxoplasmosis en gatos son variados. Dependiendo de la fase en que se encuentre el parásito; así como en el estado de salud de tu felino doméstico.

  • Vómitos.
  • Debilidad corporal.
  • Dificultad para respirar.

En los casos donde tu compañero gatuno presente edad avanzada o inmunodepresión te podrás encontrar con síntomas más graves como convulsiones, derrames pleurales, ascitis, inflamación abdominal, abortos y otros. En cualquier caso, leve o no, lo mejor es acudir al médico veterinario de confianza inmediatamente.

¿La toxoplasmosis en gatos tiene cura?

Sí, y es muy eficaz dependiendo del cuadro clínico y las lesiones que presente tu mascota. Aunque por lo general, la mayoría de los síntomas son revertidos en pocos días con la medicación adecuada.

No obstante, algunas afectaciones causan lesiones neurológicas y oculares que pueden permanecer luego del tratamiento. Por esa razón, no te confíes. Si detectas síntomas, asiste rápidamente al veterinario.

Formas de prevenir la toxoplasmosis en gatos

Hay varias medidas que puedes adoptar para reducir los riesgos por toxoplasmosis en gatos. Garantízale alimento comercial, o en su defecto, las carnes y vísceras deben ser correctamente congeladas por 2 días y posteriormente cocinadas por al menos 10 minutos a potencia alta.

También evita o reduce su tiempo al aire libre. Ten presente que el parásito puede sobrevivir con facilidad en condiciones adversas por largos periodos de tiempo. Convirtiendo cualquier superficie en potencial foco infeccioso.

Sin embargo, a veces es inevitable el contagio. Y, aunque puede parecer evidente, lo mejor que puedes hacer para proteger a tu gato es acudir al veterinario. Son los especialistas mejor capacitados para atender y cuidar su salud. Asegúrate de visitarlo periódicamente, para que diseñen un plan preventivo adecuado para ti y tu querido gatito.

Hospital Veterinario Alcor, atención veterinaria de calidad en Alcalá de Henares

En nuestro hospital veterinario en Alcalá de Henares contamos con un equipo de especialistas que le brindará a tu mascota atención veterinaria de alta calidad.